A pocos días de que las escuelas públicas de Tlaxcala regresen a clases presenciales de manera total, el titular de la Secretaría de Educación Pública del Estado (Sepe), Homero Meneses Hernández, reconoció que mil 252 planteles no cuentan con la infraestructura necesaria para garantizar seguridad ante Covid-19 a los alumnos.

El funcionario aseguró que, pese a la falta de infraestructura, las escuelas no pondrán en riesgo la integridad del alumnado ni del magisterio.

Además, que de manera particular, una escuela en Chiautempan y otra en Apizaco sí tienen reporte de daños en infraestructura y foco rojo para la comunidad estudiantil.

“Están en malas condiciones pero no para poner en riesgo a los niños niñas y adolescentes, solo tenemos dos escuelas donde hay riesgo una en Chiautempan y otra más en Apizaco”, dijo Meneses Hernández.

En cambio, expresó que, de los mil 335 planteles de Tlaxcala, tan solo 83 están en óptimas condiciones para el regreso a clases presenciales.

Por lo cual, adelantó que para el próximo ejercicio fiscal, hablará con el ejecutivo estatal, Lorena Cuéllar Cisneros, para que se haga un apartado de recurso y se destine para la rehabilitación de las escuelas.

Por otra parte, dio a conocer que algunas escuelas ya están al 100 por ciento de alumnos en la modalidad presencial, en cambio, admitió que en el nivel media superior aún se encuentra divididos los grupos por clases en línea y clases en las aulas.

“Nos ha ido muy bien, todavía tenemos el tema de media superior en donde algunos CECyTE todavía hay un poco de temor”, puntualizó el funcionario.

En ese sentido, señaló que el sistema híbrido es cada vez menor y que cada vez son más los estudiantes que regresan a las aulas, lo que significa una presencia cada vez más consistente de niños, niñas y adolescentes en los espacios educativos.