De manera insensible y altanera, fue como según maestras de Educación Preescolar fueron tratadas por el titular de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) y de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), Homero Meneses Hernández, quien les dijo a las educadoras que le hicieran como pudieran en relación a los contagios de Covid-19 que han surgido entre alumnos y docentes de este nivel en diferentes instituciones del estado.

El servidor público sostuvo una reunión con jefes de departamento, jefes de sector y supervisores, donde le expusieron la grave situación que se atraviesa en algunas instituciones educativas en la que se han presentado contagios por Covid-19 en alumnos y también en maestros, pidiendo una alternativa a este personaje para enfrentar este riesgo que pone en peligro la vida de quienes acuden a clases.

La respuesta del doctor en Desarrollo Regional por el Coltlax que obtuvo el doctorado sin haber cursado la maestría, fue clara, “no se van a cerrar las escuelas con contagios o sin contagios, ustedes son maestras de preescolar y son muy creativas, entonces busquen la manera de darle solución”.

Esta respuesta cayó como balde de agua fría a las maestras presentes que, lamentaron que lejos de escuchar a un funcionario con la sensibilidad y la inteligencia para resolver este tipo de problemas, diera una respuesta acorde a un servidor público de lo que él mismo denomina “la mafia del poder”.

Homero Meneses que presume que todo lo sabe según el gremio magisterial, olvidó el lema de “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo” al haber minimizado el peligro latente que existe en las escuelas de todos los niveles educativos pero en este caso, específicamente, fueron las maestras de preescolar, quienes expusieron esta situación que no se tomó con seriedad por parte del funcionario estatal.