Panotla

Tras recibir maltrato, alumna de la Normal de Panotla insiste en quitarse la vida

Tras recibir maltrato, alumna de la Normal de Panotla insiste en quitarse la vida
Por Adolfo Tenahua Ramos | Miércoles, Octubre 19, 2022 |
Dijo que, si tuviera enfrente a la gobernadora del estado Lorena Cuéllar Cisneros y al titular de la Secretaria de Educación Pública, Homero Meneses Hernández, “les exigiría cierren esa escuela, no es una institución educativa, es peor que una cárcel”.

Una madre de familia que ofreció una entrevista a distintos medios de comunicación, confirmó que su hija aún está inscrita en la Normal Rural Benito Juárez de Panotla y a consecuencia del maltrato físico y psicológico que recibió durante el curso propedéutico, abandonó sus aspiraciones para convertirse en docente y ahora insiste en quitarse la vida.

La denunciante relató que su hija ingresó el 29 de julio y el 4 de agosto realizó una llamada a sus padres para que fueran por ella porque no aguantaba las humillaciones, los maltratos físicos, la privación de los alimentos y los golpes de sus compañeras.

Reconoció que dentro de una institución hay un grupo de “estudiantes” que mantienen secuestrada la institución, ellas deciden quien entra o quien sale, “las niñas tienen la obligación de no comentar nada de lo que se dice adentro”. Lamentó que la normal este controlada por un grupo de mujeres que maltratan a las de nuevo ingreso, las preparan para ser guerrilleras, les inculcan la pobreza y las obligan a realizar tereas que no tienen que ver con su educación, como barrer y bañar a una camada de marranos que crían dentro de la institución.

“Me indigna el motivo que estoy viendo de las señoritas, están diciendo que se sienten agredidas por el gobierno, yo les puedo decir que mi hija fue a esa institución, la realidad es que esas señoritas tratan mal a las alumnas, al inicio te dan la bienvenida, pero cuando la chica entra lo primero que ve es un colchón sucio que se le salen los resortes y que tiene que compartir con otra compañera”.

Bastaron pocos días, “Las señoritas dejaron a mi hija en un estado crítico donde ella no quiere vivir, se me hace injusto que ahora ellas pidan justicia para ellas y que ellas no respeten a nadie”.

Dijo que su hija tuvo que ser sometida a tratamiento médico y psicológico, porque en su estancia en esa institución bajó cinco kilos de peso, “no puede mirar nadie a la cara por qué es lo que les enseñaron, cada que alguien grita se espanta y empieza a llorar, estamos destrozados y pedimos ayuda”.

Incluso dijo que actualmente se arrepiente por haber ingresado a esta escuela a su hija, y que, si tuviera enfrente a la gobernadora del estado Lorena Cuéllar Cisneros y al titular de la Secretaria de Educación Pública, Homero Meneses Hernández, “les exigiría que cierren esa escuela, no es una institución educativa, es peor que una cárcel”.

VISITAS: 2917

También puedes leer contenido acerca de...