Después de los exámenes de genética que aplicó la Procuraduría General de Justicia del Estado, para conocer la identidad de los tres cuerpos sin vida hallados el pasado 10 de mayo en el municipio de Papalotla de Xicohténcatl, se conoció y determinó que corresponden al de los tres hermanos que fueron reportados como desaparecidos en Coronango, Puebla el pasado uno de mayo.

A pesar de que la madre de los occisos y el Gobernador del Estado de Puebla, Miguel Ángel Barbosa, negaron y desmintieron a través de distintos medios de comunicación la noticia que difundieron los periódicos digitales tlaxcaltecas.

No obstante, fue la propia madre, quien ayer por la noche confirmó a la Fiscalía General del Estado de Puebla.

Israel N., Brayan N., y Adolfo N., de 26, 17 y 16 años de edad, serán velados y recibirán cristiana sepultura en la comunidad de Santa María Texcalac, municipio de Apizaco en Tlaxcala.

Cabe mencionar que uno de los principales indicios que ayudaron a reconocer los cuerpos fue que uno de los tres jóvenes contaba con una prótesis.

Al momento se sabe que los jóvenes ya se encontraban en estado de descomposición y fueron privados de la vida con golpes
y degüellamiento.

La familia de los jóvenes recibió apoyo por parte del Gobierno de Lorena Cuellar Cisneros para los gastos funerarios a través de la Secretaría Técnica de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y Ofendidos del Delito que encabeza Dora Delia Hernández Roldán.

Oficiales del Grupo Disciplinario de Homicidios Dolosos de la Unidad de Investigación de Delitos de Alto Impacto, ya cruza las líneas de investigación para esclarecer este triple homicidio doloso