La información proporcionada por las autoridades estatales, confirman que para este 28 de enero, nuevamente se rompió el récord de número de contagios de COVID-19 desde que inició la pandemia en el estado el 25 de marzo de 2020, confirmando que la variante Ómicron, ha aumentado de manera considerable los casos positivos.

El número más alto de casos positivos por este virus se había registrado el pasado 23 de enero, al contabilizar 380 pacientes nuevos, sin embargo, para este viernes la cifra aumentó a 390 y se espera que siga un ascenso en los próximos días.

La tercera semana de enero sumó mil 800 casos, situación que muestra números considerablemente más altos que los que se habían tenido en las olas anteriores de la pandemia de Coronavirus.

Aunque en otras partes de la República y países se tienen números 4 veces mayores que los récords presentados en la tercera ola de la pandemia, Tlaxcala apenas registra el doble y se espera se siga la misma tendencia.

Un aspecto complicado es la dudosa información que otorga la Secretaría de Salud (SESA), ya que se sabe que escasean las pruebas y los sospechosos tiene que acudir a realizarse el examen de manera privada o simplemente, no se la aplican.