El delegado nacional con funciones de presidente de Morena en la entidad, Víctor García Lozano se ha descarado, ahora presume moral y buenos principios, incluso dice que la gobernadora no está sola porque “me tiene a mí”.  

Lo que ya se le olvidó es que en el sexenio de Héctor Ortiz recibió beneficios y grandes oportunidades, incluso su hermana Raquel Beatriz García Lozano fue una de las beneficiadas con las polémicas notarias.  

Lo que debe recordar también que fue parte del cabildo de Anabell Ávalos Zempoalteca, incluso sus compañeros de la administración atestiguaron que era uno de los consentidos de la ex aspirante al gobierno del estado y se sirvió con la cuchara grande.  

Ahora se presenta ante la sociedad y se dice impulsor de la Cuarta Transformación, pero cuando estuvo en el ayuntamiento nunca levantó la voz para dar a conocer los abusos y transas que se habrían cometido y que hoy padece el incompetente presidente municipal Jorge Corichi.  

El morenista de oportunidad dijo que estaba en contra del fondo moches y pidió a los diputados que detuvieran la posible aprobación, primero habría que esperar que Víctor Lozano dé a conocer todos los beneficios y moches que recibió cuando fue regidor.