La violencia con la que se realizan los robos de unidades vehiculares en Tlaxcala está en franca escalada. El pasado martes 25 en Nanacamilpa un grupo de tres personas en dos vehiculos distintos, se hizo pasar por un reten policiaco para despojar a una persona de su camioneta de trabajo.

Los hechos sucedieron en la carretera a Atotonilco, en el municipio de Nanacamilpa, a plena luz del día al rededor de las 12:00 horas.

Según indicó el afectado, el primer vehículo le pidió detenerse para realizar una revisión de documentos. Al realizar esta acción, una segunda unidad se estacionó detrás, cortándo la posibilidad de toda maniobra de escape. De este segundo vehículo en color rojo descendieron dos sujetos armados, que procedieron a inmovilizar de pies y manos, además de envolver en una cobija a la victima.

El denunciante, posteriormente fue abandonado en los terrenos de cultivo y los ladrones huyeron sin rumbo conocido.

La camioneta robada es de la marca Nissan,  de la línea NP300 del año 2018 con la cabina en color gris y caja seca en color blanco. Cuenta con las placas JV71154, y como seña particular en el parabrisas tiene la leyenda "LIA", así como calcomanías en las puertas donde puede leerse "ALMIRA".

La inseguridad en caminos y carreteras de todo el estado se hace presente y Tlaxcala ya destaca dentro de los estados en el país que mayor incidencia presentan en este tipo de delitos.