Bajo el argumento de que los insumos para el mantenimiento de las unidad han triplicado su preciso y de los contantes gasolinazos, la Unificación de Concesionarios del Estado de Tlaxcala piden aumento del 15 por ciento al costo del pasaje. 

Señalaron que desde el 2017 a la fecha no ha habido reajuste en la parada mínima, por lo que ven la necesidad de aumentar dos pesos el precio del servicio de transporte público. 

Explicaron que en ese año la gasolina costaba 15 pesos y ahora se encuentra en 21.50 pesos, mientras que el gas pasó de 5 a 13 pesos, lo que representa un 30 por ciento de aumento. 

Desde su perspectiva, dicen que no pretenden lesionar la economía de los ciudadanos, “pues la problemática derivada de la pandemia”. 

Por lo anterior no buscan que el aumento sea del 30 por ciento, pero comentaron que esperan que sea de al menos el 15 por ciento, es decir 2 pesos. 

Finalmente agregaron que en el vecino estado de Puebla el pasaje ya se encuentra en 8.50, mientras que en Morelos e Hidalgo es de 10 pesos.