Personal que labora en la escuela primaria Luis G. Salamanca ubicada en el capital del estado, acusó a la directora de esta institución, María Magdalena Hernández Gutiérrez de fomentar los contagios de SARS COV 2 entre los trabajadores de esta institución y de los alumnos que asisten de manera presencial a este plantel.

En lo salones escolares es común ver que, en la hora del receso, los alumnos toman sus alimentos y esto debido a que no hay ventilación en las aulas, se convierte en un foco de contagio del Covid-19 entre los estudiantes, quienes a su vez podrían llevar el virus a sus hogares y fomentar el aumento de esta enfermedad en la entidad.

A ello se suma que, de acuerdo con los paterfamilias, la directora hizo caso omiso a la recomendación de la Coeprist de no utilizar los arcos sanitizantes porque inutilizan la protección del cubrebocas después de mojarlos, así como tener a más del 50 por ciento de los alumnos en clases presenciales.

Asimismo, los padres de familia afirman que María Hernández obliga a los menores de edad a que asistan de manera presencial a tomar sus clases a pesar de que es opcional, amenazando con tomar represalias en sus calificaciones y esto ha hecho que familias enteras se expongan a los contagios.

Incluso, la directiva asegura ser intocable por ser amiga del secretario de Educación, Homero Meneses Hernández, por lo que los padres de familia, pidieron la intervención de la gobernadora, Lorena Cuéllar Cisneros para que se haga la investigación correspondiente y no continúen los contagios en esta institución.

Esto luego de que trascendió que son varios los casos positivos que han salido entre personal que labora en el plantel y alumnos, situación que ha sido minimizada por la directora que afirma ser inamovible y que le importa poco lo que digan las autoridades de salud.