Sin importar el aumento en el número de contagios de Covid-19 y que la entidad se encuentra en la cuarta ola de la pandemia, autoridades del municipio de Tepeyanco, encabezadas por el presidente municipal, Gaudencio Morales Morales, permitieron que se congregaran más de mil personas para realizar la tradicional festividad de las cazuelas.

Al lugar asistieron más de mil personas, muchas de ellas sin llevar el cubrebocas correspondiente y obviamente sin respetar las principales medidas para evitar la propagación de este virus que ha arrebatado la vida a más de 3 mil personas en el estado.

Con la complacencia del alcalde, realizaron esta festividad en la que seguramente hubo personas portadoras del mortal virus que ha incrementado sus contagios a través de la variante Ómicron que tiene colapsados a los laboratorios de la Secretaría de Salud (SESA).

Pobladores del municipio, lamentaron que las autoridades contribuyan al riesgo de la propagación del Covid-19 y pidieron al gobierno del estado, que adopte medidas más estrictas para evitar este tipo de actos en donde la concurrencia es un problema de salud pública.