“Las bandas son espinas. Así que, si trata de quitárselo, le duele. ¡El amor es dolor!”, aseguró el prometido de Megan Fox

Megan Fox sorprendió a sus millones de seguidores con una publicación, donde dio a conocer que su novio Machine Gun Kelly, le pidió matrimonio de una forma muy romántica.

La actriz compartió el compromiso desde su cuenta de Instagram, se ve cómo el músico se arrodilló frente a ella para pedirle que pasara el resto de sus días a su lado, pero lo que más conmovió a los usuarios fue la tierna descripción que escribió Fox.

“De alguna manera, un año y medio más tarde, después de haber atravesado juntos el infierno y de habernos reído más de lo que nunca imaginé, me pidió que me casara con él. Y como en todas las vidas anteriores a esta, y como en todas las vidas que le seguirán, dije que sí”, se lee al pie de la imagen.

Aunque lo que impresiono más a todos fue las últimas palabras que usó la celebridad para demostrar que ambos cuentan con una excéntrica personalidad que lograron mezclar a la perfección y hallar a su alma gemela. Y es que en la descripción decía: “Y luego bebimos la sangre de otro”.

Con esto escrito, algunos medios de comunicación aseguraron que esta relación era la más oscura hasta el momento, y parece que la teoría se confirma ahora que Machine Gun Kelly presumió que el anillo de compromiso, más allá de tener las piedras de nacimiento de cada uno, también mencionó que está hecho con espinas, de tal modo que, si Megan Fox intenta quitárselo, le dolerá; posiblemente lo hizo con intención de que su promesa sea para siempre.

Además de esto, Machine explicó lo que realmente significa esta pieza, ya que el anillo se puede separar para hacer dos anillos, pero cuando está unido forma “un corazón oscuro” que se mantiene gracias a un imán.

“Las bandas son espinas. Así que, si trata de quitárselo, le duele. ¡El amor es dolor!”, aseguró el prometido de Megan Fox, dejando en claro que su promesa eterna de amor tiene un toque masoquista.