Tuvieron que pasar uno cuantos meses para que las pifias y la ineptitud para gobernar del presidente municipal de Tlaxcala, Jorge Corichi Fragoso se reflejara en el animo de la ciudadanía, en este caso, en la percepción sobre inseguridad que tienen los más de 100 mil habitantes que viven en la capital del estado, evidenciando que la estrategia adoptada por el mayordomo del senador, Ricardo Monreal ha quedado corta y resultó una decepción para quienes votaron por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) pero no pensando en el que hoy mal gobierna.

La encuesta nacional de Seguridad Pública Urbana realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), detalló que entre los habitantes de Tlaxcala capital, creció un 17.2 por ciento la percepción de inseguridad en este municipio entre septiembre y diciembre de 2021, los primeros meses de la administración del exaviador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

En septiembre del año pasado, el 41.9 por ciento de los capitalinos expresaron sentirse inseguros en el municipio más poblado del estado y solo unos meses después, fue el 49.1 por ciento los que afirmaron no sentir seguridad sobre sus bienes e integridad física al estar en esta demarcación en la que se asientan los Poderes.

Entre las ciudades en las que se llevó a cabo este ejercicio, Tlaxcala capital resultó en la cuarta posición con mayor crecimiento porcentual, sólo por detrás de Veracruz que aumentó un 25.5 por ciento, seguido de Zapopán con un 23.1 por ciento y Puebla con el 19.1 por ciento, todas estas urbes con mayor población que el municipio de Tlaxcala.

Estos números evidencian que, Jorge Corichi además de las irregularidades en las que ha incurrido, no ha tenido la capacidad para tener un plan sobre Seguridad Pública que sea eficaz y cumpla con las necesidades de la población, aunado a que existen sospechas de que el edil se encuentra aliado con bandas de delincuentes además del monrealismo, para que realicen fechorías en la capital.