A través de una sesión que duró varias horas, se acordó reducir el salario de los regidores hasta en un 40 por ciento.  

Este ajuste se traducirá en un ahorro de casi un millón de pesos anuales, que serán distribuidos entre las nueve comunidades del municipio, para la ejecución de obras públicas en beneficio de los ciudadanos.

Literalmente los presidentes de comunidad “mayoritearon” a los regidores para llevar obras a sus comunidades, situación que inconformó a algunos de ellos.

De tal manera que se ajustó el salario de los regidores quienes percibían 28 mil 768 pesos mensuales y ahora recibirán 15 mil pesos.