Una especialista de la UNAM comprobó con documentos históricos las consecuencias de los tsunamis en México.

La explosión del volcán Tonga ha puesto a pensar a los mexicanos sobre qué pasaría en el país si nos enfrentaramos a un Tsunami, este es un escenario que ya sucedió en México.

El tsunami más grande identificado en documentos históricos dentro del país fue producido por un temblor en 1787, de magnitud de 8.6 en la costa de Guerrero y Oaxaca. La UNAM ha estudiado las pruebas del fenómeno con la evidencia geologica y tecnología de nuestro tiempo.

María Teresa Ramírez, investigadora del Instituto de Geografía e investigadora del hecho, asegura que es probable que se repita, no se sabe cuándo pero la sociedad debe estar preparada.

Calcula que el agua entró un kilómetro y medio a tierra, aunque en las páginas históricas se cuenta que el tsunami llegó hasta cinco kilómetros de la costa.

“Con estos antecedentes no debemos asustarnos, pero sí estar preparados”, aseguró María Teresa Ramírez. 

Por lo que los ciudadanos que viven en la costa desde Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, hasta Chiapas, deben estar preparados por si se deben mover en caso de un tsunami.

La Secretaria de Marina advirtió la tarde de este sábado que se espera la posibilidad de que haya fuertes corrientes en el Pacífico mexicano, además de que habrá oleaje intenso en puertos como Acapulco, Puerto Vallarta, Ensenada y Manzanillo.

"Mantener precauciones para embarcaciones, población y actividades portuarias en la zona costera por la posible presencia de corrientes fuertes en los puertos nacionales", indicó la dependencia federal.