El presidente municipal de Apetatitlán, Ángelo Gutiérrez Hernández se encuentra en aprietos y empezó a despedir al personal del ayuntamiento para acomodar a los grupos panistas que votaron a favor de su esposa Miriam Martínez Sánchez.

Además de mandilón y de cumplir los caprichos de su pareja sentimental, ya se echó encima a los políticos que caminaron con él durante la campaña para que ganara la presidencia, “hoy los hace a un lado para quedar bien con los panistas”.

A esta redacción los quejosos informaron que fueron desplazados, “durante la campaña de su esposa, el títere panista se reunió con grupos para que votaran por la actual dirigente, a cambio estuvo ofreciendo espacios en la administración que encabeza, lo malo es que la gente que estuvo caminando para ganar la presidencia hoy está prácticamente afuera”.

Uno de los políticos beneficiados es Iván Teomitzi quien ha logrado colocar a su esposa Celina González Flores como titular de la dirección de cultura municipal, ambos se han dedicado a vivir de la política y del erario público.

Iván Teomitzi busca oportunidades en diferentes ayuntamientos para mantenerse al frente de algún puesto, siempre anteponiendo sus supuestos dotes de panista aunque solo es baba de perico.

Otro de los foráneos bien acomodados es Hammer Rivera y Abel Sastré del municipio de Nanacamilpa y Chiautempan respectivamente.