El desconocido y suertudo alcalde capitalino, Jorge Corichi Fragoso que llegó al puesto gracias al voto masivo por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y Lorena Cuéllar Cisneros, ha incurrido en diversas irregularidades jurídicas que podrían dejarlo sin su amiguito, Efrén Ordóñez Mendoza al frente de la tesorería del Ayuntamiento.

El pedante Jorge Corichi que ya presume ser el próximo gobernador de Tlaxcala, no quiso por otro tipo de razones, quitar como tesorero a Efrén Ordóñez a pesar de que evidentemente no cumple con los requisitos que estipula la ley para este cargo.

Efrén Ordóñez en primera instancia no es originario ni vecino del municipio de Tlaxcala y solo mediante una acción legaloide como una constancia de radicación es como el mexiquense, se escuda sin exhibir su domicilio ni el tiempo que tiene habitando la capital tlaxcalteca.

A esto se suman diversas anomalías dentro del ejercicio público, como es el caso del mal manejo de las finanzas que tuvo como subtesorero del municipio de Texcoco, donde ya enfrenta procedimientos administrativos.

Incluso, Hilario García Valdés, miembro del Frente de Lucha Contra la Corrupción en el Estado de México, relató hace tiempo que “en los registros de profesiones, a través del oficio número AGP-178/2015, se dio a conocer que luego de consultar las bases de datos del sistema integral de registro del ejercicio profesional SIREP, Sistema Nacional de Profesiones, no se encontró antecedentes de Ordoñez Mendoza como profesionista”.

El amiguito de Jorge Corichi, tuvo la desfachatez de entregar al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) la copia de su supuesto título, sin embargo, en ningún momento acreditó su cédula profesional, ya que dentro del SIREP, no se encuentra registrado.

Es así como, el alcalde capitalino viola la ley y presume ser un paladín anticorrupción, cuando se sabe que además fungió varios años como aviador en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).