Las bandas dedicadas al robo de camiones de carga siguen operando por diferentes carreteras de la entidad, sin que hasta el momento las autoridades hayan podido montar operativos para detener a sus integrantes.

De acuerdo con los reportes oficiales, ayer se robaron la carga de pañales de una unidad marca Freightliner que circulaba  por la carretera Calpulalpan-Texcoco cerca de la cocina La Reyna del Sur, cuando de repente se perdió contacto no sólo con el camión, sino con el conductor de nombre Jonathan Jesús Reyes.

Junto con esa unidad viajaban otros tres camiones que sí llegaron a su destino, pero el último camión color verde con placas 906DH8 ya no se supo nada, por lo que se presume que fue atracado por una banda que suele operar en esa región de estado.

El otro robo también registrado ayer se perpetró sobre la carretera México-Veracruz a la altura del municipio de Sanctorum de Lázaro Cárdenas, Tlaxcala. Ahí se dejó de tener contacto con una unidad marca Kenworth color amarillo con placas 12AS4B, mismo que era conducido por Demetrio García Guillen.

Según los datos disponibles y con base al seguimiento que se realizó a través del GPS, los remolques de la unidad fueron abandonados en una gasolinera del Arco Norte y que el automotor pasó por Veracruz y su último rastro era que se dirigía hacia el estado de Hidalgo.