Con la finalidad de vigilar el cumplimiento de los lineamientos establecidos en el Decreto de las medidas extraordinarias para contener contagios del virus SARS-CoV-2 (Covid-19), en el sector público y privado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Tlaxcala (Coeprist) implementaron un operativo los días 14 y 15 de enero.

En las acciones de verificación también participó personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para constatar que se actuara con pleno respeto a los derechos y garantías de las personas.

Durante el primero operativo, las autoridades visitaron establecimientos en los municipios de Apizaco, Yauhquemehcan, Tlaxcala y Totolac, lo que dio como resultado la suspensión temporal de actividades en seis de ellos.

Se encontraron tres bares y dos karaokes abiertos, a pesar de que el decreto establece que no podrán operar hasta nuevo aviso, por lo que ameritaron una suspensión temporal de siete a 15 días, y en caso de reincidir, podrían hacerse acreedores a una clausura total.

En tanto, una tienda de abarrotes, vinos y licores también fue suspendida, debido a que se detectó la venta de bebidas alcohólicas después de las 11:00 P.M., lo que es una violación al Decreto emitido el 04 de enero por parte del Consejo Estatal de Salud.

Cabe mencionar que en el recorrido también encontraron bares cerrados que sí respetan los lineamientos y en algunos establecimientos se emitieron recomendaciones de fomento sanitario, toda vez que no ameritaron la suspensión de actividades.

Las autoridades exhortan a la población a respetar las medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial y mantener la sana distancia.