A través de las redes sociales los usuarios criticaron severamente a las autoridades estatales y municipales por el incumplimiento que existe para acatar las medidas sanitarias impuestas por el Consejo Estatal de Salud, mismas que buscan evitar más contagios de Covid-19 en la entidad tlaxcalteca.

Las medidas que supuestamente prohíbe la operación de bares y antros no fue respetada en la capital ni en Totolac, donde se vieron a reventar esos establecimientos sin que existiera alguna restricción u operativo por parte de los alcaldes de esas demarcaciones, Jorge Corichi Fragoso y Ravelo Zempoalteca Enríquez.

Los usuarios de las diferentes redes sociales compartieron videos y fotografías que comprueban que esos establecimientos que no tenían autorización para trabajar abrieron normalmente y con sobrecupo, lo que evidencia la hipocresía de las autoridades que sólo simulan porque no les preocupa la salud de los habitantes.

Juan Pérez escribió resulta ridículo que el alcalde capitalino Jorge Corichi ande supervisando las medidas sanitarias que se aplicarán en la corrida de toros de mañana domingo, cuando ese evento debió cancelarse si es que realmente se quiere proteger a los ciudadanos y alas ciudadanos de Covid-19.

Al presidente municipal le faltó valor para cancelar esa corrida de toros y la permitió porque sólo le importa la cuestión económica, razón por la cual los bares y antros vienen operando en la ciudad de Tlaxcala sin ninguna restricción, lamentó.

A través de una publicación compartida en redes sociales, la administración de Corichi Fragoso dejó entrever que se pondrán exigentes y estrictos con los aficionados que asistan a la corrida de en la plaza de toros Jorge Aguilar, “El Ranchero”.

Según las autoridades municipales  se permitirá un aforo del 70 por ciento y para ingresar, los aficionados, toreros y organizadores deberán exhibir su certificado de vacunación contra Covid-19 o bien su comprobante de haber recibido el inmunológico

Además, los aficionados deberán portar cubrebocas KN95 desde el ingreso al coso y hasta su salida. No habrá venta y estará prohibido el consumo de bebidas alcohólicas y/o alimentos dentro de la plaza de toros.