El titular de la Secretaría de Medio Ambiente (SMA), Luis Antonio Ramírez Hernández informó que las medidas de seguridad y atención a los ejemplares que habitan en el Zoológico del Altiplano están garantizadas, pues es una prioridad de la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros el respeto a la Ley de Protección y Bienestar Animal para el Estado de Tlaxcala.
 
Expuso que el zoológico cuenta con personal especializado para la atención constante de los animales, quienes llevan un control de su estado de salud y alimentación.
 
El funcionario estatal comentó que desde el inicio de la presente administración estatal, se ha dado el manejo especializado y atención médica de cada uno de los ejemplares que se encuentran albergados bajo cuidado humano.
 
Explicó que derivado del mejoramiento de la dieta a los ejemplares, han observado un incremento paulatino de peso y mejora de su corporalidad, lo que disminuyó el riesgo de enfermedades y complicaciones.
 
A la par la SMA lleva a cabo los trámites jurídicos de regularización ante las autoridades correspondientes de la población de animales que tiene a su cargo el Zoológico del Altiplano.
 
Además, precisó que a partir de su llegada a la Secretaría, el Zoológico no ha tenido baja de ninguno de los leones sudafricanos (blancos), ni africanos (amarillos).
 
Sin embargo, explicó que el 25 de noviembre, por causas relativas a su avanzada edad, murió un ejemplar de Ñu Azul (Connochaetes taurinus), al padecer timpanismo, enfermedad asociada a los rumiantes.
 
El espacio cuenta con otro ejemplar de esa especie que se encuentra en recuperación, el cual se lastimó y fue atendido a tiempo por el personal médico, ya que, por cuestiones propias de su especie, tienden a generar estrés y buscan liberarlo a través de golpeteo o topes, lo que hace que derrame sangre por la nariz o cornamenta, para descargar la presión, lo que evita algún problema cardiaco.
 
Por otra parte, el 8 de enero de 2022 falleció el jaguar (Panthera onca), debido a que por su naturaleza se alimentó de un marsupial conocido comúnmente como tlacuache, el cual es fauna nativa del estado de Tlaxcala.
 
Al llevarse a cabo la necropsia correspondiente, se desprendió que el mamífero con el que se alimentó el jaguar, estaba intoxicado por envenenamiento provocado por el hombre.