La izquierda solo es una frase para convencer a los votantes en los procesos de campaña, esto se demuestra con las malas acciones de la diputada de oportunidad Leticia Martínez Cerón.  

Resulta que la petista contrató a su propio hermano Juan Antonio Martínez Cerón como su asesor y su secretario técnico, es decir que todo queda entre familia.  

La supuesta izquierdista caminó por las calles de Huamantla, El Carmen Tequexquitla, Cuapiaxtla y Altlzayanca ofreciendo un cambio verdadero, pero en la práctica ha resultado lo contrario.  

Lo lamentable también es que los ciudadanos se quejan porque nunca se encuentra en su oficina en el Palacio Juárez, pero cuando pidió el voto prometió que estaría siempre pendiente de su distrito y su gente.  

Conforme pasa el tiempo los votantes conocen a sus representantes populares, y no se duda que Leticia Martínez ya está en la lista de las congresistas que han decepcionado al pueblo.