El agresivo sujeto le provocó una muerte cerebral a su propio vecino tras una fuerte disputa

Un estudiante de 27 años y alumno en Psicología de la Universidad Manuela Beltrán, tiene muerte cerebral debido a un ataque con un destornillador que fue perpetrado por un vecino, quien se enojó porque el joven le pidió que le pusiera bozal a su mascota.

Luz “N”, madre Jonathan “N”, pidió justicia y contó la situación actual de su hijo: “tiene un trauma craneoencefálico muy severo”.

“Sufrió muchísimas puñaladas de este monstruo por todo el cuerpo, en los costados y brazos, le arrancó los dientes y tiene puñaladas en la cabeza”, afirmó.

El atroz suceso tuvo lugar en Altos de La Esperanza de Suba Rincón; “nos habló el médico y nos dijo que ni un milagro lo podía salvar de esa cama, porque fue tanto el trauma y la cantidad de puñaladas que recibió que su cerebro colapsó”, habló la mujer entre lágrimas.

El hombre que le ocasionó la muerte cerebral al joven aún continúa en libertad; por ello, la madre hizo una petición a las autoridades de la Fiscalía, para que encierren al culpable.

“Hoy es mi hijo, en cualquier momento puede ser alguno de ustedes porque es una persona agresiva e intolerante; es un monstruo y un peligro para la sociedad”, finalizó.