Parece que más autoridades aún no se enteran que 2022 ya está aquí y temas como la delincuencia organizada no dan respiro. En menos de dos días de la segunda semana del año 5 vehículos han sido robados al estar estacionados en distintas calles del estado.

El primero de ellos, una moto Italika que fue robada de la calle Emilio Sánchez Piedras, en San Juan Huactzinco, a un costado de la iglesia. Esto sucedió al caer la noche del domingo.

Ya en las primeras horas del martes 11, otra motocicleta Italika fue robada de la calle Galeana Poninete, en el centro de Huamantla a una cuadra del parque. 

Ese mismo día, en Zacatelco, una camioneta Ford Explorer también desapareció del punto en el que su dueño la había dejado, esto en la calle Nicanor Serrano, perteneciente al barrio de Guardia. 

Otro robo se dio ese mismo día en la capital del Estado, a un costado del mercado municipal, se llevaron un Tsuru color blanco a plena luz del día. Pues la empresa Garañón que lo utiliza para hacer repartos, lo había dejado sobre la calle Alonso Escalona sobre las 15:00 horas. De ahí desapareció en menos de 40 minutos, que le tomó al conductor hacer sus labores y regresar por la unidad, para descubrir que había sido robada. 

Y finalmente, en el barrio de la Soledad en Chiautempan, una camioneta Ford Edge, fue robada del callejón Vicente Guerrero, junto a la tienda de deportes Goncor. Esto ocurrió también en el punto de máxima afluencia vehicular y peatonal, entre las 10:00 y las 14:00 horas del mismo martes 11 de enero.