El hombre llevaba una cabeza cortada en una bolsa, un torso y 2 piernas en refrigeradores portátiles

Un cadáver descuartizado fue descubierto al interior de un vehículo que fue robado por Eric “N” de 57 años, un ladrón a quien la justicia acusó de homicidio.

Esta persona manejaba una camioneta cuando la Policía Metropolitana de Las Vegas (PMLV), le ordenó que se detuviera pero aceleró.

Escapó de un puesto de control que estaba ubicado en el cruce de Tropicana Avenue y Duneville Street; esto desató una feroz persecución del vehículo, que involucró múltiples patrulleros por tierra y un helicóptero.

Según el Departamento de PMLV, desde el aire observaron que en un determinado momento, el ladrón cambió de camioneta; una vez más, los oficiales le ordenaron que se detuviera pero nunca obedeció y continuó con su huida.

El hombre se dirigió a un complejo de departamentos, en donde los agentes consiguieron detenerlo; cuando revisaron los 2 vehículos, hallaron una bolsa de basura que desprendía “un olor desagradable” y en cuyo interior había una cabeza cortada, de acuerdo con la denuncia penal.

Adentro de la camioneta, encontraron refrigeradores portátiles con “2 piernas humanas” y “un supuesto torso”; durante la investigación, se supo que ambas unidades conducidas por el sospechoso, habían sido reportadas como robadas.