Tras sexenios en los que la lideresa de la sección 27 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntsa), manejando los convenios para la entrega de los llamados “vales de despensa de fin de año”, finalmente le quitaron esas canonjías que le otorgaban millonarios recursos, quedando ahora en manos del gobierno de la 4T, buscando así que se manejen sin el conocido “moche” de la zacatelquense.

Fue así que se terminó con el contubernio con la empresa que manejaba las tarjetas “Toka”, la cual presuntamente otorgaba una importante parte a Blanca Águila para que se mantuviera el arreglo que duró varios años en diferentes sexenios, dando paso a una licitación en la que resultó ganadora la empresa “easyvale”.

Recurriendo a los engaños, la hoy diputada local por la vía plurinominal hace un llamado a la base trabajadora para manifestarse en contra de quien maneja los contratos del gobierno del estado, tomándoles el pelo al decir que la nueva tarjeta no les otorga dinero en efectivo y no surte efecto más que en Tlaxcala, lo cual es un supuesto logro de Blanca Águila.

Sin embargo, Easyvale al igual que Toka entrega también dinero en efectivo y funcionar en todo el país, por lo que el trasfondo de este llamado a una manifestación es debido a que los intereses de Blanca Águila fueron tocados y hoy no tienen esos arreglos para llevarse a la bolsa algunos millones de pesos como presuntamente lo hacía anteriormente.

El verdadero enojo de la eterna lideresa sindical es que le quitaron a su empresa y por eso quiere ir en contra de la Oficialía Mayor de Gobierno (OMG) para presionar el regreso de sus cuates al manejo de estos millonarios recursos.

Cabe señalar que Toka ha tenido diversos problemas en diferentes partes del país como ocurrió con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), mientras que la nueva empresa se encuentra certificada ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT), por lo que el berrinche de Blanca Águila es infundado.