Un par de regidores fueron evidenciados luego de que se presentaron a trabajar en estado de ebriedad en el ayuntamiento de Totolac.

Se trata de José Rafael Cuecuecha Águila y Armando Zitlapopocatl Hacha, solo a uno de ellos le aplicaron la prueba del alcoholímetro, el último no accedió y se retiró del lugar en calidad de ofendido.

La reacción de la ciudadanía en las redes sociales fue negativa, sobre todo porque ambos funcionarios perciben un salario que es producto del pago de impuestos.

Ambos funcionario fueron prácticamente echado de la sala de cabildos, pues estaban violando la Ley Municipal, la cual se inclina por guardar respeto en el recinto oficial durante las sesiones.