El animal marino continuó nadando durante al menos 20 minutos, a pesar de ser comido por los demás

Mario Lebrato, es un científico que dedica gran parte de sus días a rescatar tiburones por las costas de Mozambique.

De pronto vio algo que le impactó: un tiburón de punta negra al que denominó “zombie”, siguió nadando pese a que perdió gran parte de su cuerpo, tras ser víctima de una feroz lucha.

Lebrato se encontraba grabando a un tiburón de punta negra o Carcharhinus melanopterus recién liberado, cuando cayó en las fauces de un grupo de tiburones toro o Carcharias Taurus.

La pelea terminó con el pobre escualo medio comido, que fue capaz de seguir nadando despedazado durante 20 minutos más, por eso fue denominado tiburón “zombie”.

El experto explicó que el tiburón punta negra, puede llegar a medir unos 1.6 metros o 2 como mucho y pesan unos 13 kilogramos; en cambio, su oponente el tiburón toro alcanza los 3 metros de longitud y pesa casi 160 kilogramos de media.

De hecho, en el caso de este tiburón “zombie”, Lebrato calculó que sus oponentes podrían pesar de 300 a 400 kilogramos; el video captado en el océano, podría ser tomado como canibalismo porque ambos son tiburones pero de especies distintas.