Algunos funcionarios de la administración municipal pasada se han dado el valor de exigirle al Ayuntamiento sus finiquitos por haber prestado sus servicios con el presidente Rubén Pluma Morales, mejor conocido como El Picapiedra.

Se trata del ex tesorero municipal Gerardo Sandoval Juárez quien demandó el pago de 141 mil 996.35 pesos por concepto de “cobro de finiquito y vacaciones proporcionales”.

Además, el exdirector de Obras Públicas Víctor Arenas, el exsecretario del Ayuntamiento Sergio Polvo y el exdirector de Seguridad Elías Arenas, quienes pretenden pago por varios miles de pesos.

El petista no solo dejó deudas por falta de liquidaciones, sino también decenas de proveedores están solicitando a las autoridades en turno que les cubran facturas que quedaron pendientes.