El Partido Acción Nacional (PAN) necesita de una dirigencia y de un Comité Directivo Estatal de tiempo completo, que sirva a los militantes y que, desde ahora, no busque servirse de nuestro instituto político como lo han hecho los mismos de siempre, sostuvo Carlos Quiroz, candidato a secretario general del albiazul. 

De cara a los comicios internos del PAN, del próximo 19 de diciembre y ante militantes de diversos municipios, reunidos en Contla, Carlos Quiroz enfatizó que la militancia ya está cansada de ser utilizada por los intereses de algunos cuantos, por lo que pidió analizar no solo la propuesta y los perfiles de quienes contienden, sino la trayectoria y su proceder en torno a la gente del partido, en referencia a Minerva Hernández Ramos. 

“Tenemos otra compañera panista que llegó a ocupar y está ocupando un lugar privilegiado en la historia de México, que es senadora de la República y que llegó con el voto de todos usted, y que llegó al PAN de partido político como es el PRD, pero cuando pierde el PAN las elecciones presidenciales con Josefina Vázquez Mota, ella se fue a trabajar a la administración del PRI con Enrique Peña Nieto, pero nuevamente está en el PAN justificándose, y ahora quiere venir a dirigir los destinos del partido. Cuánto lleva haciendo política, haciendo un ejercicio de brincar de un puesto a otro y lo más importante, les pregunto, cuándo ha regresado con ustedes, con la militancia y en su época de bonanza, cuándo les ha regresado algo de lo que ustedes le dieron”, fustigó. 

Es más, aseguró que dadas las condiciones precarias que vive el PAN en Tlaxcala, “el partido no está para tener y creer en una misma persona con dos posiciones, el partido no está para repartir su tiempo en tres días en México y los demás en Tlaxcala o viceversa, el partido necesita una dirigencia de tiempo completo, porque por hacer eso, estamos viviendo los terribles resultados”. 

Por ello, Carlos Quiroz llamó a las bases y las estructuras a votar y respaldar a la planilla que encabeza Miriam Martínez, pues aseguró que representa a los militantes de a pie, a las verdaderas estructuras y “aquí no se viene a engañar a nadie, ni mucho menos a utilizar a la membresía con proyectos personales como ya lo han hecho muchos de ellos; es tiempo de la militancia y de todos nosotros.