Los animales atacaron a una menor de 13 años y tuvieron que amputarle uno de sus dedos

Una brutal agresión de varios peces carnívoros similares a la piraña y llamados palometas, dejó más de 30 heridos en las costas del río Paraná en la provincia de Santa Fe.

Decenas de ciudadanos, aprovechando el feriado por el Día de la Soberanía Nacional y las altas temperaturas, se trasladaron a diferentes balnearios sin imaginarse la presencia de todos los animales salvajes.

Durante la jornada, el caso de mayor gravedad fue el de una adolescente de 13 años a la que tuvieron que amputarle un dedo.

La menor de edad luego de la intervención, recibió un injerto en el quinto metatarsiano en el Hospital de Niños Doctor Orlando Alassia; “el hábitat natural de la palometa es la laguna: la falta de caudal y la alteración por las altas temperaturas hacen que el cardumen se dirija a la costa del río Paraná”, explicó Sergio Berardi, representante de la Seccional Santa Fe del Sindicato Único de Guardavidas.

“Necesitamos difundir las recomendaciones que hacemos y que los ciudadanos acaten las indicaciones del salvavidas, pues cuando ve que hay un caso o 2 seguidos, automáticamente saca a toda la gente del agua”.

“Pero muchas veces esa prevención no es eficaz por tanta afluencia en la zona, que es muy extensa”, finalizó Berardi.