Aunque Tlaxcala está a la vanguardia en la lucha de las mujeres por el pleno goce sus derechos político electorales, la nulidad de una elección por Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género (Vpcmrg) es un gran pendiente, afirmó la magistrada de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) Mónica Aralí Soto Fregoso.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, Soto Fregoso reconoció que Tlaxcala presenta avances en el camino hacia una exitosa armonización legislativa en esta materia, por lo que sugirió comenzar la exploración de esta posibilidad, como ya sucede en otras entidades.

A invitación del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), la magistrada dictó este jueves una conferencia virtual sobre la resolución de la Sala Regional del TEPJF en el caso de Iliatenco, Guerrero, mediante la que fue declarada la nulidad de una elección por violencia de género contra una candidata a presidenta municipal.

Apuntó que esta sentencia sienta precedente porque empezará a frenar la Vpcmrg en nuestro país y ensancha el camino hacia la justicia. Por lo anterior, consideró necesario juzgar con perspectiva de género e interseccionalidad y que las resoluciones sean favorables a las mujeres.

Previamente, la Consejera Presidenta, Elizabeth Piedras Martínez, refirió que el pasado proceso electoral fue un espacio que cristalizó la paridad de género, a través de las postulaciones, pero, al mismo tiempo, mostró que la Vpcmrg es un fenómeno presente que debe atenderse afinando lo necesario en los mecanismos existentes.