A casi dos meses de que reventó la huelga en AMATECH propiedad del magnate Carlos Slim, este jueves fue reabierto el inmueble luego de que la representación de los obreros y los empresarios llegaron a un acuerdo respecto al aumento salarial y la mejora de prestaciones.

En presencia del Secretario de Gobierno, Sergio González Hernández y de la Junta de Conciliación y Arbitraje, fueron retiradas las banderas rojinegras y se reiniciarán actividades el próximo lunes 29 de noviembre.

Lo que es lamentable es que los obreros solo recibirán un miserable aumento del 3.75 por ciento. 

Lo curioso es que la dirigencia de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) perjuró ante sus agremiados que no se doblegarían ante un aumento del 8 por ciento.