Para el presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP), Rubén Terán Águila, el Congreso no es consejero del Gobierno del Estado para tomar sus decisiones, sin embargo, como legisladores hay la responsabilidad intrínseca de coadyuvar en la gobernabilidad de Tlaxcala.

Entrevistado durante el proceso de examen escrito para elegir a un integrante del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, manifestó que la postura de la bancada de MORENA es la de respeto a las decisiones que tome la gobernadora, Lorena Cuéllar Cisneros, quien ha demostrado ser una mujer comprometida con los principios y valores del partido a favor de los tlaxcaltecas.

Sobre lo ocurrido con el ahora exsecretario de Seguridad Ciudadana, el legislador lamentó la situación, sin embargo, corresponderá a sus defensores demostrar su inocencia y en caso de ser culpable, a las autoridades aplicar la ley para que cumpla con su sentencia.

“En el Poder Legislativo, los diputados no somos consejeros del gobierno, somos un poder independiente, un poder que respeta la división de poderes y obviamente la independencia de los mismos”, asentó.

Sin embargo, Terán Águila puntualizó que no siempre por llamar a comparecer a alguien se abona al Estado, esto, sobre la petición de algunos diputados.

La idea de su servidor, dijo, el Congreso tampoco se va a convertir en un escenario donde la comparecencia parezca un tema de calendario, debe existir un respeto entre los poderes.

“Nosotros como Poder Legislativo tenemos la obligación intrínseca de coadyuvar a la gobernabilidad y estabilidad del Estado. Nosotros como legisladores y como Poder Legislativo-obviamente -no estamos para otra cosa que no sea la estabilidad, que no sea el desarrollo del estado”, finalizó.