Después del vergonzoso zafarrancho que protagonizó la diputada de Morena Brenda Cecilia Villantes Rodríguez en la ciudad de Chiautempan, en donde fue señalada del robo de un auto, salió ante los medios a leer un documento, pero no permitió que nadie la cuestione.  

Su quipo cercano expuso, “ella va a dar su posicionamiento y no se va a permitir una ronda de preguntas y respuestas, nosotros les haremos llegar el posicionamiento oficial por medio del área de prensa”. 

Cabe mencionar que ayer circuló un video en las redes sociales donde aparece protegida por policías, en ese momento se le acerca un masculino y le presenta la factura del auto en cuestión, incluso quien difundió el video dijo que la congresista estaba en estado de ebriedad.  

En respuesta la legisladora argumenta, “sufrí una agresión física por parte de mi ex pareja, el cual pretendía despojarme de un vehículo, el cual fue comprado con esfuerzo arduo mío, como muchas familias de este estado sufrí violencia intrafamiliar, al sentir el riesgo de mi integridad física llame a la policía como cualquier persona y realice la llamada para recibir auxilio”.  

Dice que no puede dar más detalles por que se encuentra abierta una investigación en curso, “no puedo entorpecerla”. 

“Fui victima de violencia de genero y ahora soy víctima de violencia política solo por cuidar mi ingerida física, no puedo ingerir alcohol por que no la acostumbro”.