A través de una denuncia ciudadana se informó que los trabajadores del ayuntamiento de Yauhquemehcan utilizan un refrigerador para darle mantenimiento a las luminarias públicas.

Los quejosos argumentan que el departamento de Servicios Públicos fue saqueado por la administración anterior y que no hay herramientas necesarias para atender las necesidades básicas.

La reacción en las redes sociales fue el reconocimiento al trabajador por su compromiso de cumplir y desquitar el pago quincenal que se le designa por parte de la administración.

Aunque muchos criticaron las condiciones en las que laboral, ya que ponen en riesgo su vida ante la carencia de herramientas.