A través de las redes sociales, ciudadanos denunciaron a un presunto policía de investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) que supuestamente utilizó su cargo para robarles 30 mil pesos en efectivo y mostrar abuso de poder, evidenciando la limpia que requiere la corporación en manos de Ernestina Carro Roldán.

Los agraviados señalaron que circulaban sobre la carretera cuando un automóvil Volkswagen Jetta Clásico color rojo les cerró el paso y una vez que fueron detenidos, descendió un presunto comandante de la policía de investigación de nombre Carlos Zapol, a quien reconocen como el encargado de esta corporación en el municipio de Zacatelco.

Al comenzar a grabarlos y tomarle imágenes al presunto jefe policíaco, los quejosos indicaron que fueron agredidos a golpes y amenazados con un arma larga, además de que les robaron 30 mil pesos en efectivo que llevaban al interior de su vehículo, no sin antes dejar la advertencia de que no dieran a conocer las cosas o si no habría venganza.

Por esta situación es que los agredidos, determinaron no acudir a realizar la denuncia correspondiente, ya que aseguraron que serían protegidos por las autoridades, aun cuando la procuradora ha dado muestras serias de querer hacer un cambio en la corporación que es conocida por la corrupción que predomina al interior.

Ejemplo de ello es que Ernestina Carro cambió al director de la policía de investigación para desterrar los malos hábitos como el antes señalado, por lo que corresponderá a las nuevas autoridades investigar sobre esta denuncia que circula en las redes sociales.