El adulto mayor de 71 años, se bajó de su unidad motriz para fotografiar al animal pero terminó sin vida

En el Parque Nacional Mana Pools de Zimbabue, un turista sudafricano fue atacado y pisoteado por un elefante hembra.

La tragedia ocurrió cuando el también veterinario de 71 años, acompañado de su hijo de 41 y quien logró escapar del incidente, bajó de su vehículo para fotografiar a la manada en la que se encontraba el animal.

“Estaba a 120 metros de distancia y una de las elefantas se abalanzó contra ellos; desde ahí, volver al vehículo fue difícil para el anciano”, afirmó Tinashe Farawo, portavoz de Autoridad de Gestión de la Flora y Fauna salvajes de Zimbabue.

La vocera, también detalló que ese mismo día la elefanta fue abatida por los guardabosques, luego de que presentó “signos de agresión e irritación”.

El sitio es considerado como patrimonio mundial por la UNESCO y la portavoz Farawo, aclaró que en lo que va del año más de 40 personas fallecieron en parques y zonas rurales de Zimbabue, por ataques de animales silvestres en el país.

Además, informó que dicho territorio cuenta con alrededor de 85 mil elefantes; al poseer un clima seco y cálido durante los meses recientes, el Mana Pools señaló que miles de elefantes, búfalos, cebras, leones, hienas y otras especies animales, tienen que migrar hacia comunidades donde residen personas para buscar agua y alimentos.