La tarde de hoy, Rick se debilitó en tierra a depresión tropical. No obstante, debido a su desplazamiento sobre Michoacán, permanecerán durante la tarde las condiciones para lluvias extraordinarias (superiores a 250 milímetros [mm]) en regiones de Guerrero y Michoacán; muy fuertes (de 50 a 75 mm) en Colima, Guanajuato y Jalisco, y fuertes (de 25 a 50 mm) en el Estado de México y Nayarit, así como viento con rachas de 80 a 100 kilómetros por hora (km/h) y oleaje de 3 a 5 metros de altura en las costas de Guerrero y Michoacán. 

A las 16:00 horas, tiempo del centro de México, su centro se localizó en tierra aproximadamente a 80 kilómetros (km) al noroeste de Uruapan y a 225 km al norte de Lázaro Cárdenas, municipios de Michoacán. Tiene vientos máximos sostenidos de 55 km/h, rachas de 75 km/h y desplazamiento hacia el norte a 22 km/h.

 Se prevé que en el transcurso de la tarde el ciclón tropical continúe debilitándose y sea una baja presión remanente durante la noche o las primeras horas de la madrugada del martes.

Las lluvias provocadas por el sistema podrían ocasionar deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, por lo que el Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua exhorta a la población en general y a la navegación marítima a extremar precauciones en las zonas de los estados mencionados, así como atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil en cada entidad.