Al interior del ayuntamiento se informó que el presidente municipal de San Juan Huactzinco, Josué Guzmán Zamora, sería el responsable de que tres personas se intoxicaran al interior de un taque elevado de agua potable. 

Y es que con antelación se informó al munícipe que para hacer el manteniendo del deposito era necesario contratar una empresa que tuviera personal capacitado para dicha tarea. 

Ante la situación el edil se mantuvo en la línea de enviar a personal sin experiencia, bajo el argumento de ahorrar recursos, situación que puso en riesgo a dos personas, incluso estuvieron a punto de morir. 

Afortunadamente las personas fueron atendidas y se espera que su salud evolucione satisfactoriamente.