Debido a la incapacidad del presidente municipal de Zacatelco, Hildeberto Pérez Álvarez, la delincuencia ha logrado apropiarse del territorio y constantemente se registran hechos alarmantes.

Ante esta situación el presidente no ha hecho nada, solo se dedica a pasear y a agradecer el voto de confianza que le dieron los ciudadanos el pasado 6 de junio; aunque en realidad la ciudadanía pide a gritos que el funcionario “cachorro” se ponga a trabajar enserio.

El intolerante alcalde, no ha puesto en marcha alguna estrategia real para combatir la inseguridad; desde que inicio la administración se ha dedicado a quejarse de Tomás Orea porque lo dejó sin patrullas, pero no ofrece soluciones.

Solo por mencionar, recientemente en la calle La Paz, de la Primera Sección del Municipio de Zacatelco, sujetos armados ingresaron a un domicilio para asaltar. Pero ante la resistencia del propietario fue baleado. El lesionado finalmente perdió la vida cuando era atendido en el Hospital General de Tlaxcala.

Este hecho se suma al asesinato de dos abuelos; caso que no ha sido resuelto y que ha sembrado miedo entre la población.

Algunos ciudadanos ya se percataron de la incompetencia del presidente, por lo que piden que renuncie al cargo si es que no puede atender las problemáticas de la región de manera.