El presidente de Tzompantepec, Manuel Ramos Montiel, salió a la luz pública para presumir que puede pintar con sus propias manos la presidencia municipal. 

Esta, es su primer magna obra que dejará marcado su trienio, sin embargo, a los ciudadanos no les pareció nada agradable las fotos que circulan en las redes sociales. La autoridad pareciera que se burla de los habitantes que si trabajan. 

Y es que, en una de las fotos, el munícipe aparece con una brocha, pero su ropa casualmente no presenta alguna gota de pintura, ni mucho menos se ve que realmente haya invertido su tiempo en pintar la alcaldía. 

Lo anterior indica que se trata de una farsa y una burla para el pueblo de Tzompantepec, por ello es que, en las redes sociales, los ciudadanos mostraron su molestia y le piden que deje de hacer el ridículo y se ponga a trabajar o si no puede, pues que renuncie.