El comediante agradeció que ya se hayan reactivado los eventos con público pues de esta manera nuevamente volverá a dedicarse a lo que mejor sabe hacer

Edson Zúñiga quien es conocido por su icónico personaje de “El Compayito”, es uno de los comediantes más famosos de todo México, sin embargo, al igual que millones de personas en el mundo, se vio severamente afectado por la pandemia y confesó que tuvo que vender postres para poder hacer frente al fuerte impacto económico que sufrió su cartera.

Fue durante una entrevista para “Miembros al Aire” donde el famoso comediante señaló que las afectaciones a su economía comenzaron cuando la pandemia por el COVID-19 obligó a cancelar los eventos masivos; por lo que ya no pudo presentar su espectáculo en ningún lugar, no obstante, señaló que vio una oportunidad en medio del caos pues comenta que notó que las personas calmaban la ansiedad por el encierro comiendo, por lo que se le ocurrió vender diversos postres.

“Al inicio la gente se puso muy ansiosa de estar encerrada y en el postre encontramos un ingreso, mi mujer cocinaba y yo manejaba la moto, me ponía una caja y a repartir”, comentó el comediante.

Muy a su peculiar estilo, Edson Zúñiga reveló que durante el tiempo que se vio obligado a estar en su casa la familia creció pues señaló que él y su esposa se convirtieron en padres de un bebé.

“Tan me quedé en casa que embaracé a mi mujer, yo pensé que me iba a divorciar y soy tan idiota que la embarace y tengo un bebé de 11 meses”, expresó el comediante.

El comediante agradeció que ya se hayan reactivado los eventos con público pues de esta manera nuevamente volverá a dedicarse a lo que mejor sabe hacer y señaló que por ahora se encuentra haciendo gira por Estados Unidos junto a “El costeño” y Gustavo Munguía con quienes presenta el show llamado “Knockout de Risas”, por lo que sus finanzas comienzan a fortalecerse de nuevo.