El grupo de inconformes encabezados por Luciano Crispín Corona Gutiérrez, arremetieron en contra del Órgano de Fiscalización Superior del Estado (OFS) de supuestamente encubrir actos de corrupción cometidos por el ex presidente José Isabel Badillo Jaramillo.

Crispín Corona y sus aliados dijeron que tienen en su poder documentos que acreditan el supuesto daño patrimonial que se ha cometido en contra del municipio de Xicohtzinco.

Desde su perspectiva señalan omisión, ya que nunca se emprendieron los procedimientos legales para sancionar a los servidores públicos involucrados.

En rueda de prensa celebrada en conocido lugar de a capital, aseguran que la institución encargada de fiscalizar la aplicación de los recursos no ha realizado su trabajo debidamente.

“Hoy exigimos la desaparición de este ayuntamiento, porque con pruebas, podemos demostrar que son la misma pandilla de saqueadores quienes pretenden gobernar y que los diputados de la pasada legislatura, al no verificar y observar, son responsables”.