Al interior del Congreso del Estado trascendió que ya está planchado el proceso de elección de la nueva magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), todo indica que será Fanny Margarita Amador Morales. 

Han iniciado las críticas contra la supuesta profesional del derecho, ya que se dice que no tiene experiencia judicial y que ni si quiera la conocen en el ámbito del litigio en el estado de Tlaxcala.  

Lo único que se sabe es qué anda muy ocupada buscando el respaldo de los congresistas y “se hace acompañar por su esposo Óscar Lobatón Corona, mediocre ex consejero electoral y actual delegado en Tlaxcala de la Secretaría de Gobernación que dirige el tabasqueño Adán Augusto López Hernández”. 

“Óscar Lobatón se incorporó al equipo de Lorena Cuéllar y fue cobijado por Sergio González Hernández, actual secretario de Gobierno en Tlaxcala. Logró entrar al equipo lorenista porque era el encargado de invitar cada 8 días la barbacoa o las carnitas”. 

“De no existir algún cambio, se da como un hecho la llegada de Fanny Margarita Amador al Pleno del Poder Judicial, por lo que el procedimiento que se realiza en el Congreso del Estado para designar a la futura magistrada es de mero trámite”. 

Lo que es lamentable es que la futura magistrada carecería de conocimientos necesarios para encabezar una magistratura en el poder judicial, no cabe duda que los intereses políticos y económicos priorizan más de lo mismo para Tlaxcala.