Tras recibir al menos un total de 6 millones de pesos durante los tres años de su desempeño como diputada local, Guadalupe Mata fue severamente cuestionada y criticada por olvidarse del gremio por el cual llegó al cargo y del que aseguran se olvidó completamente y le dio la espalda mientras estuvo en la curul.

 Y es que ahora que la ex diputada ha reaparecido ante sus compañeros docentes, pues anda metida de lleno en la campaña para la renovación de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), los docentes han comenzado a cuestionar lo que califican como nulo trabajo a favor del magisterio local.

Por ello, los profesores criticaron que hoy la ex diputada tenga, enfatizaron, el descaro de reaparecer en plena campaña pidiendo el voto para apoyar la planilla apadrinada por Demetrio Rivas, quien por cierto en su momento decían es compadre de J. Carmen Corona.

 

Refirieron que como diputada local Guadalupe Mata recibiría más de 2 millones de pesos al año, sin contar su salario de 100 mil mensuales, además de los 22 millones de pesos que se repartieron del llamado "Fondo moches".

"Los delegados sindicales y representantes de centro de trabajo que se acercaron para pedir apoyos, en ese entonces fueron ignorados, por la exdiputada.

El maestro Juan M, quien pidió omitir su nombre, pero cuyo testimonio está en resguardo, criticó que alguien que se enriqueció a costa de los maestros hoy quiera seguir llenándose los bolsillos a través de una planilla que obedezca a sus intereses.

Por otro lado, los docentes inconformes reprocharon a Guadalupe Mata su inactividad legislativa en favor  de los maestros, aunque no es de extrañar ya que tampoco hizo nada por el gremio en los 20 años que estuvo en la sección 31 ya que se la pasó de vacaciones pagadas en su casa.

Y para colmo, señalaron que basificó a su hijo en el Congreso cuando se le “presentó la oportunidad”, a pesar de eso hoy Guadalupe Mata es coordinadora de Cendis ante los nulos resultados obtenidos en los lugares donde ha “trabajado” y la desatención que tuvo  con los contribuyentes  quienes votaron por nueva alianza para que ella llegara como diputada plurinominal impuesta también por el Dedazo de su pareja sentimental Demetrio Rivas Corona.