El presidente municipal de Tlaxcala, Jorge Corichi Fragoso, es la autoridad más cobarde y saconona que ha tenido la capital. Se llena la boca de acusaciones pero no final no procede en contra de nadie.

Este martes ofreció una rueda de prensa para informar que "su pecho no será bodega y que no va a solapa a nadie", las palabras solo han quedado en dichos, pero al final no ha procedido contra nadie.

"Se realizó la entrega - recepción, estamos en el periodo de revisión y estamos en tiempo de presentar las observaciones" ; al final el presidente oportunista dijo todo, pero no dijo nada.

Lo que es un hecho es que su equipo que lo respalda se molestó por las interrogantes de la prensa, lo cuestionaron y lo exhibieron por osicón, promete hacer justicia pero todo queda en palabras, es de decir, no toleran que su patrón quede en ridículo.

Pese a todo lo anterior, el presidente municipal dijo que sí presentará una denuncia por que le dejaron un ayuntamiento en pésimas condiciones.

Pese a todo lo anterior, presumió que citó a la prensa con urgencia para dar a conocer que se reunió con la Procuradora Ernestina Carro Roldán para reiterar un trabajo conjunto.

No cabe duda que el proyecto de la Cuarta Transformación está haciendo el ridículo en la capital del estado.