La Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especializada de Control Regional (FECOR), en su delegación de Tlaxcala, obtuvo del Juez de Control, en Juicio Oral, sentencia condenatoria de 59 años de prisión en contra de Miguel “G”, por ser penalmente responsable de los delitos de secuestro exprés, robo de mercancía y vehículo del servicio de autotransporte federal, entre otros.  

El ahora sentenciado fue detenido por elementos de la Guardia Nacional (GN), luego de que estos fueron alertados por dos personas que presenciaron como dos unidades vehiculares le cerraron el paso al conductor de un camión con placas de circulación del Servicio Público Federal.  

Por lo anterior, se realizó un operativo para encontrar la unidad denunciada, la cual transportaba 15 toneladas de fertilizante proveniente de Celaya, Guanajuato, y fue localizada en la carretera federal Arco Norte, a la altura de Ixtacuixtla, Tlaxcala. Dentro de la unidad se localizó un dispositivo conocido como inhibidor de señal. 

 El Ministerio Público Federal (MPF) formuló imputación por los delitos de portación de equipos que bloquean, cancelan o anulan las señales de telefonía celular, de radiocomunicación o de transmisión de datos; robo de mercancía y vehículo automotor del servicio de autotransporte federal de carga, así como secuestro exprés. 

 El juicio se llevó a cabo en la sala del Centro de Justicia Penal Federal, con residencia en Apizaco, en donde el Tribunal de Enjuiciamiento dictó fallo condenatorio en contra de Miguel “G”, por la comisión de los delitos antes señalados, y el Juez impuso sentencia de 59 años de prisión y pecuniaria de 217 mil 208 pesos.