La pandemia afectó su economía y no ha podido ni pagar la pensión de su hija. “La vida es como una rueda de la fortuna; a veces estas arriba, otras veces abajo…”, reza una famosa frase que parece ejemplificarse con la situación que está viviendo un reconocido galán de antaño de Televisa a quien la suerte no le está sonriendo como antes.

Y es que aunque anteriormente llevaba una vida con lujos y excelente salud financiera, actualmente el haber conseguido un papel en la telenovela “Contigo Sí” es un rayo de luz que se presenta luego de dos años de oscuridad, en los que sus únicos ingresos eran gracias a la venta de comida.

Lo anterior debido a que  Lissardo, aclamado actor de Televisa y exintegrante del programa Hoy, está ahogado en problemas económicos que le han impedido cubrir los gastos de su hija, desde que inició la pandemia.

Fue su ex esposa Lisset quien dio a conocer que aunque Lissardo ha buscado opciones para sobrevivir, no le ha dado dinero para pagar la manutención de María, quien es su hija en común.

“Pagó la escuela de todo el kínder hasta cuarto de primaria, viene la pandemia y me tengo que hacer cargo yo, entonces yo pago todo también más la escuela, y pues la mandó a una súper escuela, y la pues a la niña no le va a faltar nada y es así, ¿por qué voy a ocultar?, yo no tengo porqué ocultar, ¡tiene mucha madre María!, pero ¿por qué ocultarlo?, o ¿por qué decir no, fíjate que no, no es cierto?, y no es cierto, pues las cosas (fueron así)”, dijo Lisset,  quien se separó de Lissardo en 2014.

Asimismo, Lisset reiteró que no ha pensado en demandarlo, pues comprende que está pasando por una mala racha. “¿Cómo le voy a sacar dinero?, ¿le pongo una pistola en la cabeza? o ¿qué hago?”, concluyó.

Cabe mencionar que Lissardo no está deseando que las soluciones a su situación lleguen de afuera, ya que desde hace unos meses comenzó a vender ‘Fideuá’, un platillo típico de su tierra natal Valencia y recientemente consiguió el papel de Aníbal Treviño, en la telenovela “Contigo sí”, de Televisa, con lo que espera saldar sus deudas.