El aspirante a Secretario General de la Sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Cutberto Chávez, se comprometió a que en caso de lograr su objetivo, auditará a Demetrio Rivas.

Dijo que la aplicación de las aportaciones sindicales no ha sido transparente y por ello es necesario que se revise el tema, "las cuotas magisteriales deben direcionarse a beneficio del gremio".

Sobre el ataque mediático en las redes sociales a su proyecto, llamó a la civilidad política para darle paso a la democracia que genere beneficios para los trabajadores de la educación.

Hizo incapie a las autoridades competentes para que haya piso parejo rumbo a la renovación del dirigente, "la claridad abrirá las puertas de la democracia; buscar beneficios para los maestros es el principal objetivo".