El presidente municipal de Tetlanohcan, Francisco Rodríguez Mendieta, se ha dedicado a presionar a los ciudadanos para que se sometan a las medidas preventivas contra el Covid – 19.

El asunto es que los pobladores se han negado a obedecer a la autoridad porque no tienen capacidad para sobre llevar una administración; no ha dado resultados ni hay esperanzas de que haga un buen trabajo. 

Y es que resulta que este fin de semana organizaron un baile clandestino en las narices de quien se dice ser presidente municipal, el evento se realizó sin medidas preventivas y con excesivo consumo de alcohol. 

Se informó que los organizadores cerraron una calle céntrica sin el permiso de las autoridades municipales, mientras los policías se dedicaron a tomar café y tomaron a la deriva el desorden.